Skip to content

La Guerra Sucia del Calderonismo

July 7, 2011

“dos oficiales del 21 batallón de infantería de la 24 Zona Militar fueron capturados el pasado viernes y acusados de torturar, asesinar e inhumar clandestinamente al joven Jethro Ramsés Sánchez Santana, quien desapareció el primero de mayo luego de que policías lo detuvieron y entregaron a agentes federales y elementos del ejercito”[1]

Ciudadanos desaparecidos, torturados y asesinados a manos del Ejercito mexicano; parece que la historia se repite. Los años 70 fueron una etapa atroz en la historia nacional. En la denominada “Guerra sucia” jovenes, maestros, padres y madres de familia fueron torturados y desaparecidos de la faz de la tierra; ¿qué motivaba estas acciones? A nombre de la seguridad nacional, el ejercito mexicano protegía al suelo patrio del enemigo en turno –el comunismo.-

Hoy, en el México de la “transición democrática”, en un mundo donde la globalización política y económica ha llegado a tal grado de homogenización (ya que las utopías parecen haber enmudecido ante la barbarie del individualismo) que el país que detenta la hegemonía, necesita de nuevos enemigos; ya que el amo es siempre dependiente del esclavo, aquel no tiene razón de ser si éste se libera de su condición de explotado. ¿Cuál es el nuevo fantasma que amenaza a nuestra patria? El narcotráfico es la nueva razón por la que los militares salen a las calles de México, para así poder tener una “Patria ordenada.” (PAN dixit)

Es interesante el gesto autorreferencial del capitalismo. El narcotráfico no es más que una arista –paralegal- del mismo sistema de producción; se podría hablar de los parias del sistema, aquellos que siguiendo la misma lógica del mercado, es decir, crear un flujo de capital para así poder capitalizar; pero haciéndolo de forma tal que se puedan burlar las regulaciones que en este caso el Estado impone y así generar aún una mayor capitalización.[2]

Estos empresarios de la droga han llegado a tales niveles de capitalización económica y política que el Estado y el mercado[3] se han visto superados, ya que el narcotráfico empieza a controlar política y económicamente tanto espacios geográficos como estructuras de gobierno (policías, gobiernos locales, estatales y ejercito). De esto se puede derivar a una hipótesis: Estamos viviendo la debacle del –antiguo régimen político-, intentaremos explicar esto.

La llegada de Vicente Fox Quesada a la presidencia de la República en el año 2000 representó para muchos ciudadanos lo que 6 años después acabaría en una “transición democrática fallida”, se podría decir que la llegada del nuevo milenio sólo dio una “transición política” en el aparato gubernamental. Los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón se podrían explicar como la gota que derramo el vaso. La imposibilidad por parte del Estado de generar una “transición política y democrática” fue muy clara a lo largo de estos dos sexenios blanquiazules.

Al tener un Estado incapaz o más bien sin la voluntad de responder a las exigencias de democratización que la sociedad exige (Movimiento magisterial y APPO en Oaxaca, movimiento ciudadano derivado del fraude electoral del 2006, el actual movimiento de victimas por la Guerra vs el narco) la sociedad empieza a politizarse y en ciertos casos a radicalizarse. ¿Cuál es la forma de poder controlar estos brotes de violencia social derivados por una ineficiencia gubernamental? El monopolio del Estado es la respuesta, es decir, se recurre a la violencia de Estado. Pero al estar el Estado ya totalmente desbordado, hay una seria oposición al actual estado político del país, los cuerpos de seguridad ordinarios no son suficientes y por ende se debe recurrir a una guerra preventiva.

Es aquí en donde hago el símil de la “Guerra sucia”; hoy es claro que el enemigo no puede ser ese viejo gruñón rojo, mejor conocido como –comunismo-, entonces, se crea al nuevo enemigo de la nación, -el narcotráfico- para que así el Estado pueda recurrir a su puño por excelencia, -El ejercito, acompañado de sus hermanos pequeños, los paramilitares- y con la excusa de estar combatiendo a las ovejas descarriadas del mercado, se corta de tajo cualquier brote que intente  hacer visible el descontento ciudadano.

Son décadas de desapariciones forzadas, de homicidios con una carga claramente política. Son décadas de inundaciones por ineptitud gubernamental o más bien por “más vale tener un jodido (ahogado) votando, que un ciudadano pensando.”

El caso de Jethro Rámses Sánchez Santana no es de sorprendernos, es un absurdo testimonio, una razón más para indignarnos y tener bien claro que gobierno que saque a los militares a suelo patrio, es una brutal declaración de guerra a sus ciudadanos.


[2] Aunque no es el tema de intereses en este artículo, la situación de Carlos Slim en referencia a que Telmex quiere adquirir el –triple play- y que se le haya negado la oportunidad, ya que se la acusa de Monopolio, también puede ser explicada desde la óptica ya planteada.

[3] entendemos el mercado como el espacio de significación donde operan tanto el Estado, como otros agentes económicos; los cuales están encargados de regular el flujo de capital.

3 Comments leave one →
  1. ALEJANDRO GUZMAN ORDORICA permalink
    July 9, 2011 6:16 pm

    Estoy en principio de acuerdo referente al monopolio de la violencia por parte del estado, pero quiero hacer algunos comentarios: El “ESTADO” no es el gobierno, es una parte; el “ESTADO SOMOS TODOS”. La situación actual de nuestro país no se debe a buenos, malos o ineptos gobiernos, en mi opinión existe un sistema de poder en el que el gobierno y los gobernantes son su brazo político, asi como el ejercito y las policias son su brazo armado; ese sistema de poder omnipresente y a la vez invisible es el que dicta verdaderamente las estrategias a seguir, es el que configura los mecanismos de opresión que tienen que poner en funcionamiento los gobernantes. Si no vemos eso y seguimos analizando (sesudamente por cierto), los mecanismos y estratégias que se dan en la superficie, es decir en los gobiernos, nuestra teoría política es ineficiente y no llega al punto medular, y estaremos muy alejados de proponer estrategias que contrarresten y neutralicen a ese real y verdadero enemigo histórico : el sistema de poder. Seremo incapaces de vislumbrar y transmitir esa visión a quienes nos dirigimos, seremos incapaces de instrumentar el verdadero antídoto contra ese poder: LA ORGANIZACION de la población. Reciban un saludo fraterno

  2. July 21, 2011 11:53 am

    Sres y Sras: Creo que están partiendo de definiciones erroneas, ejemplo, el ESTADO es la parte territorial del pai, así como sus instituciones, no es el ciudadano, nosotros vivimos dentro de un estado llamado México (Estados Unidos Mexicanos), Las personas que vivimos dentre de ese territorio somos los CIUDADANOS y formamos la sociedad mexicana. Ahora el gobierno es la integración del Estado y Sociedad, donde el Gobierno regula la vida de la sociedad. Ahora, la principal función del estado es dar seguridad a sus ciudadanos. Entonces el Gobierno-Estado tiene el monopolio de la Fuerza.

    Saludos

Trackbacks

  1. La Guerra Sucia del Calderonismo: El caso de Jethro Ramsés Sánchez Santana « PROYECTO AMBULANTE

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: