Skip to content

Sobre el “Pacto Nacional” o de una apología disfrazada de crisis.

May 22, 2011

El próximo 10 de junio, una de las ciudades  más plomeadas y vilipendiadas por parte del gobierno Federal, será escenario del “Pacto Nacional” propuesto por la “Red por la Paz y Justicia.” La Red ya anunció la salida de una caravana motorizada, la cual saldrá de Cuernavaca, Morelos, con destino a Ciudad Juárez, Chihuahua.

Mucho se ha discutido sobre los resultados y expectativas de la marcha del 8 de mayo. Una de las denuncias que se escucharon al unísono en la plancha del Zócalo, fue ¡fuera Calderón! El poeta Javier Sicilia pidió el infructuoso despido de Genaro García Luna.

México está viviendo lo que se podría considerar el culmen de un política económica y social, que si no empezó desde que, irónicamente, la Revolución mexicana se institucionalizó, si, desde que los neoliberales (Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón) tomaron riendas en el asunto. Estos señores, simpatizantes del Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y demás franquicias Yankees, se han dedicado a generar las condiciones políticas, sociales y económicas que mejor favorezcan a los inversionistas mayoritarios de la empresa “República Mexicana, s.a. de c.v.”

¿Qué esperar del “Pacto Nacional”? Parece ser que la sociedad mexicana empieza a despertar, se politiza, y exige un ¡Ya Basta! a la absurda “Guerra contra el narco.” Pero ese ¡Ya Basta! debe de ir más alla de un pacto, tiene que permear en cada uno de nosotros y hacer conciencia de que lo que estamos viviendo no es ninguna “crisis”, es la apología a un Sistema político, económico y social que funciona bajo una lógica privatizadora, donde el MERCADO está por encima de la mayoría.

El “Pacto Nacional” no debe ser de ninguna organización más que de la del ciudadano común y corriente; no debemos esperar lo que ya sabemos, un paliativo conciliatorio por parte del Gobierno Federal. Lo que queremos ver el próximo 10 de junio, es un espacio en el cual se empiecen vislumbrar alternativas que ya de por sí se han estado construyendo desde abajo y que ya de por si proponen un proyecto revolucionario y antisistémico.

El “Pacto Nacional” es la oportunidad que tenemos para lo que el compañero Morf0 propone en su columna ¿La Revolución habla mexicano? “La revolución en México comenzará cuando la persona de Chiapas proteste por lo que ocurre con su semejante de Nuevo León, o cuando el capitalino se manifieste por su semejante de Tamaulipas. Romper con los esquemas regionalistas, y moralinos, será el precursor de un cambio que beneficie a todos por igual.”[1]

Que tengan buena noche y pues como dicen en muy otras geografías: falta lo que falta….


[1] http://www.elchahuistle.com (revisado el 22/05/11)

One Comment leave one →
  1. ALEJANDRO GUZMAN ORDORICA permalink
    June 2, 2011 10:27 pm

    Si, un gran pacto social es el que hace falta, pero un pacto que convoque y concilie a la sociedad en general y sobre todo, que sea el preámbulo para perfilar EL PROYECTO DE NACION, ese proyecto ausente desde los albores del México independiente; héroes vienen y héroes van sin que haya habido la mas remota idea de configurar un país, de crear el ideal, el “sueño mexicano”. A excepción de esos grandes y generosos hombres, los Flores Magón, los Praxedis G. Guerrero, los próceres del PARTIDO LIBERAL MEXICANO que se adelantaron a su época, nadia mas ha soñado con hacer de México una gran nación. El pacto que se necesita debe ser en realidad la convocatoria para crear la JUNTA ORGANIZADORA DEL PROYECTO DE NACION, la junta que convocará a la nación entera, a lo mejor de nuestra patria: intelectuales, obreros, campesinos, profesionales de todas las áreas, al pueblo en general para participar en la configuración del proyecto que hará de México una gran potencia… ese es el sueño, el ideal que nos tiene que motivar. Qué mejor lazo de identidad que aquél que nos incluye en un proyecto común, aquél que nos promente por igual un futuro promisorio, simplemente, un futuro. El proyecto de nación no debe ser una ocurrencia venida de un solo hombre, de arriba a abajo, debe ser producto de un profundo análisis, de rescate de vocaciones, detección de debilidades y fortalezas, en fin, un profundo y amplio inventario de nuestro país; el proyecto de nación debe emanar desde abajo y extenderse horizontalmente; pensar a 50 años; definir y delinear los procesos y secuencias que deberán quedar en la nueva constitución, programados y establecidos para su consecución por los subsecuentes gobernantes.
    Enhorabuena y adelante… seguirá

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: