Skip to content

Legalización y Guerra

April 20, 2011

Poco o nada tienen que ver estos dos temas. Por una parte la prohibición en el tráfico de marihuana en México ha sido sólo dentro de un ámbito discursivo que pocas veces se ha abordado desde el punto de vista legislativo. Sin embargo, debido a la actual coyuntura (que más bien se antoja como problema estructural), hablar de legalización se torna complicado y hasta motivo de tabú.

El consumo de marihuana en el país es recurrente, incluso es tolerado en ciertos círculos sociales. Sin embargo, y a la par, sobre este pesa una serie de estigmas, moralinas que emanan de un sector conservador que impiden que el tema se aborde con la seriedad que el tema requiere. Podemos decir que el tema se ha visto contaminado por el conservadurismo de la llamada “guerra” contra las drogas.

De acuerdo a la propaganda oficialista, el consumo de marihuana es causa directa de la violencia que ha cubierto todo el territorio nacional, sin explicarnos como es que esto es posible; argumentando en base a supuestos, presunciones y muchos términos retóricos donde el miedo es el lugar común de dichos comunicados. Tales afirmaciones se vienen abajo cuando se considera que el consumo de marihuana nunca ha sido un problema de salud pública en México ni, hasta ahora, la comunidad científica internacional ha podido demostrar que esta cause adicción similar a la que causa las drogas duras. Pareciera, en todo caso, que se trata de culpar al último eslabón de la cadena de responsabilidades.

Es natural si se toma en cuenta que dentro de un país incendiado por la violencia e intolerancia, se necesitan señalar culpables identificables a los cuales vapulear incluso desde las altas esferas de la incompetencia. La guerra por el tráfico de las drogas es eso, por el tráfico, no por el consumo. Gobierno Federal de facto, y los múltiples cárteles de la droga se pelean entre sí por las rutas de la droga, con tal de encaminarlas hacia el consumidor de drogas más demandante del mundo: Estados Unidos. Aunque la marihuana es parte de ese tráfico, la auténtica ganancia para los traficantes, y sus socios dentro del gobierno, radica en el transporte de cocaína, heroína y precursores químicos de drogas sintéticas.

Es posible que el país resista un esquema de legalización de marihuana y permisibilidad en su consumo por el simple hecho de que esta dinámica no genera costos al estado, ni en salud pública ni costos sociales. Contrario a auténticos problemas de adicción tales como el consumo de alcohol, tabaco, drogas duras y hasta la obesidad. Es menester entender que ha sido más el costo social que se ha pagado por la prohibición que por el consumo de marihuana.

Lamentablemente impulsar la legalización no será posible debido a la permanencia del actual régimen, muy dado a satanizar todo aquello que implique democratización. Por lo tanto el problema es de fondo y aquellos que pretendan seguir con la demanda de la legalización antes debe ser parte de esas sociedad movilizada que busca el cambio de régimen, de la forma que sea.

Advertisements
One Comment leave one →
  1. Alejandra C. permalink
    April 20, 2011 6:23 pm

    Pues muy de acuerdo con tu columna, el gobierno del espurio se ha empeñado desde el inicio de su mandato en sostener una “guerra” totalmente fallida en contra de sólo algunos carteles de las drogas, se ha malgastado los recursos de la población los cuales podrían ser mejor utilizados en educación u otros programas que realmente nos sirvan; ha sido un esfuerzo inútil por detener el tráfico de estupefacientes, y creo que sus objetivos están mal canalizados. Las drogas se deben legalizar, así detendrían el pleito entre los carteles por las plazas, esas repartidas por el mismo gobierno, y así disminuiría el número de asesinatos, que ya llegó a los 40,000, entre colaterales y no colaterales dijera el espurio; por consecuencia bajaría la corrupción que está casi en su totalidad enraizada en los tres poderes del gobierno, a eso creo yo que es a lo que más le temen, a perder sus ingresos millonarios, esos ingresos que les llegan como bonificación por permitir tanta descomposición social y tanto derramamiento de sangre; también a EU le dolería demasiado que ya entrando a “salvarnos” demos vuelta de hoja y se legalicen las drogas, bajarían sus ventas en armamento y capacitación a militares y policías (el cual no se ve) y otras tantas cosas de las que no salen a la luz… ojalá se legalicen, sería un golpe bajo al gobierno del espurio, al gobierno que nos quiere venir a invadir y espero una baja al número de asesinatos..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: