Skip to content

Las Ciudades Rurales Sustentables: estrategias de contrainsurgencia del milenio

March 30, 2011

Ayer se inauguró en Santiago del Pinar, Chiapas, la segunda de las llamadas “Ciudades Rurales Sustentables” (CRS). Se encuentra en las montañas, a treinta y pocos kilómetros de la muy turística San Cristóbal de las Casas y nada casualmente ubicada al lado de San Cayetano (El Bosque) donde se encuentra una base militar destinada a observar y monitorear el Caracol II-Junta de Buen Gobierno Corazón Céntrico de los Zapatistas delante del Mundo de la zona de Los Altos (Oventic), zona tzotzil, que es por cierto el caracol más visitado y también el más grande de todos. Véase: http://www.jornada.unam.mx/2010/03/11/index.php?section=politica&article=014n1pol y http://enlinea.capise.org.mx/files/retiradas.pdf

Las Ciudades Rurales Sustentables son otro hijo malparido de los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas para el desarrollo, otro vástago maligno más de las políticas del Banco Mundial para “mejorar las condiciones de vida” en los países menos favorecidos y en especial en las comunidades indígenas; son otro experimento de control social más. No son una estrategia nueva, ni tampoco nacida en México, ya se han piloteado en diversas partes del mundo y bastantes experimentos similares hay en territorio nacional; ya en 1999, el tenebroso Albores Guillen, había intentado un programa de remunicipalización, que tenía idéntica finalidad: desarmar y rearmar comunidades al antojo gubernamental.

Las CRS son sin duda alguna, una estrategia muy clara de contrainsurgencia, orquestada cómodamente por los tres niveles de gobierno, su base es la ruptura del tejido social de las comunidades indígenas y va dirigida particularmente a aquéllas identificadas con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), es decir, hacia las bases de apoyo zapatistas y comunidades simpatizantes y adherentes.

Por razones nada casuales, este programa mundial se adoptó rápidamente en el estado de Chiapas, donde se creó un Instituto (público) de Población y Ciudades Rurales (http://www.ciudadesrurales.chiapas.gob.mx/inicio), encargado del diseño y operación de estos ultraprogesistas núcleos de población. De conformidad con la información contenida en dicho portal “Ciudades Rurales Sustentables, busca incidir en el desarrollo regional y ordenamiento territorial para enfrentar los problemas de marginación, pobreza, dispersión poblacional y atender a la población afectada por los fenómenos climáticos, desarrollando Ciudades Sustentables con servicios de calidad, equipamiento y oportunidades económicas y de desarrollo social y humano”, así como “favorecer la cohesión social, reducir los riesgos -¿qué riesgos?, me pregunto- y proporcionar una mejor calidad de vida a sus habitantes.

Santiago del Pinar es la segunda CRS construida en Chiapas; la primera fue Nuevo Juan de Grijalva, construida a causa del desbordamiento del río que destruyó el centro poblacional original, donde no hay presencia zapatista; se trató del piloto de este proyecto. Se encuentran en construcción tres más: Jaltenango, Ixhuatán y Emiliano Zapata; en las cuales si hay presencia zapatista; y una más se encuentra “en estudio”, la de Copainalá. Véase http://www.ciudadesrurales.chiapas.gob.mx/ciudadesyvillas No se sabe cuántas más se harán, con seguridad afirmo que muchas más y que podría replicarse la exitosa estrategia en otras zonas marginadas -léase conflictivas- del país.

No somos pocos los que pensamos que la finalidad última de estas comunidades es de carácter contrainsurgente y va dirigida directamente a tratar de desgastar y mantener mayor control sobre el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, y sobre todo sobre los Municipios Autónomos y las Bases de Apoyo Zapatista, así como todo lo que con ellos se relacione. No son pocas las razones que tenemos para ello. Varias organizaciones y periodistas, entre ellos Hermann Bellinghausen han venido analizando y denunciando esta situación y la existencia de similares proyectos con mismas finalidades en otras áreas geográficas del mundo e incluso, la existencia de similares tácticas de control social en tiempos coloniales. Puede verse http://www.jornada.unam.mx/2010/03/15/index.php?section=politica&article=016n1pol.

Estas ciudades son promovidas como parte de amplias estrategias de combate a la pobreza y marginación, y representa la piedra angular de los proyectos sociales del gobernador Sabines, quien se ha hecho mucha publicidad a costa de este proyecto. Tienen la venia absoluta del gobierno federal, muestra de ello la asistencia ayer a la inauguración de Felipe Calderón, quien declaró, emocionado: “Compartimos con el gobernador (Juan Sabines) una preocupación fundamental, que es combatir la pobreza, como dice su lema, con hechos y no con palabras. Otros tienen simplemente palabras” -¿se refería solo al PRI o también a los zapatistas? Ah no, que a los últimos  ni los ve, ni los oye, para ver si así desaparecen. (Véase nota en La Jornada: http://www.jornada.unam.mx/2011/03/30/index.php?section=politica&article=013n1pol.)

Las CRS se ubicarán en las zonas Altos, Selva y Norte (frontera) del estado de Chiapas –obviamente indígenas y nada casualmente, centros geográficos de territorios recuperados por el EZLN y son auspiciadas, además del gobierno y algunos académicos, por Telmex, Grupo Salinas Pliego (Fundación Azteca), BBVA Bancomer, Banamex, Grupo Carso, Farmacias del Ahorro, Coparmex, entre otras, quienes directamente o a través de sus fundaciones “altruistas” participan incluso en el Consejo Consultivo de las CRS http://www.ciudadesrurales.chiapas.gob.mx/consejo-consultivo, y quienes evidentemente participan dentro de los amplísimos corredores comerciales incluidos en los planos de dichas Ciudades. En el mapa de Nuevo Juan de Grijalva, por ejemplo, puede apreciarse una Torre Azteca (bautizada obviamente por la Fundación del mismo nombre, de los Salinas Pliego) y una Torre de Comunicaciones (¿adivinen de qué empresas de telefonía?) http://www.ciudadesrurales.chiapas.gob.mx/njg-plano.

En este sentido, podemos observar que los amplísimos corredores comerciales de éstas ciudades ¿rurales? estarán plagados de tiendas de electrodomésticos de abonos chiquitos, mucho crédito usurero y muchas muchas televisiones para que al pueblo se eduque (Lujambio dixit), con lo que serán ciudades de pura modernidad y ya no comunidades indígenas dispersas, pobres y ni Dios lo mande, puramente campesinas. La población dejará de estar en su lugar de origen y en pobreza y tendrá de todo lo que uno podría soñar según el imaginario Sabinista-Calderonico: empleo de cajero en un súper, teléfono celular, tarjeta de crédito para comprar a 12 meses hasta los calzones, mucha televisión, un parque microindustrial, oficinas gubernamentales de Hacienda y hasta una Agencia del Ministerio Público propia (para denunciar rapidito a los transgresores de la ley y si traen paliacate o pasamontañas, hay módulo Express, sarcasmo añadido por la que escribe). Así, bajo su lógica, la población deja de estar dispersa y por tanto, dejará de estar organizada y dejará de ser lo que de por sí es.

Así las cosas, tenemos que bajo la premisa de combatir los asentamientos dispersos y la pobreza, se invita a la población a “mudarse voluntariamente” a estos centros de población, claro, incentivados por el hambre, la inexistencia de servicios básicos y el acoso y hostigamiento constante de paramilitares, policías y soldados. Con esto no se busca más que romper el tejido social y la organización de las comunidades indígenas- y sobre todo de las zapatistas-, pues como les dije, “voluntariamente”, pobladores de comunidades cercanas terminarán trasladándose a estos modernísimos núcleos de población, con lo que se reubica, reordena y reacomoda artificialmente a las comunidades, rompiendo sus modos tradicionales de vida y alejándolas de sus centros productivos, desmantelando su organización –que es su mejor arma de resistencia contra el gobierno y el capital-. Se altera así en todo su forma de vida so pretexto de que en estas ciudades tendrán empleos, obligándolas a abandonar el campo y a acomodarse a nuevos patrones de vida, donde no hay cabida a más que a la propiedad privada y el individualismo absoluto. Mejor, imposible, puedo leer en los labios del represor Sabines.

Lo anterior, va obviamente contra el proyecto que ofrecen los caracoles zapatistas, que representan “una alternativa concreta en donde las comunidades dispersas están involucradas en un intenso proceso de desarrollo de sistemas de salud, educación y producción, fuera del control social del Estado y de la lógica acumulativa y destructora del capital” (Entrevista con la Junta de Buen Gobierno de La Realidad, realizada por Japhy Wilson, en su texto La Nueva Fase del Plan Puebla Panamá en Chiapas, disponible en http://www.megaproyectos.org/conceptos/NuevaFasePPPChiapasWilson08.pdf). Se busca la destrucción de los caracoles, entre muchas otras razones, porque representan centros de resistencia ante diversas políticas públicas de despojo y destrucción, inmersas en otro de los grandes y urgentes proyectos de Sabines, el de las carreteras y centros turísticos, los cuales no ha podido concretar, precisamente gracias a la resistencia y la lucha de las comunidades, ejidos y organizaciones.

En las Ciudades Rurales Sustentables están controladas desde la educación hasta la producción agraria y son homogéneas; están previamente determinados los cultivos que han de hacerse en cada una y el resto de las actividades productivas que habrá en ellas. Nada es casual, seguramente se trata de productos que demanda ni más ni menos que el mercado, cuya oferta se requiere cubrir. Todo es previamente fabricado desde el gobierno, con apoyo del grupo de empresarios y unos cuantos académicos indigenistas profesionales. Véase http://www.ciudadesrurales.chiapas.gob.mx/njg-economico .

Por si pensábamos que ellos no tenían todo planeado, cabe destacar que estas ciudades cuentan con todos los servicios básicos y hasta templos, uno católico y uno adventista. Sí, construidos como parte del proyecto de gobierno.

Seguro que el gobernador está pensando en que nadie podría resistirse a viviendas nuevas o mejoradas, chamba –de lo que sea-, luz, electricidad, agua caliente, centro de salud, escuelas, transporte, súper, bancos, crédito, radio, televisión, etc. Seguro está pensando que es lo que todos quisieran.

¿Qué hay detrás? ¿Cuál es el costo? La pérdida absoluta de la libertad, de la autodeterminación, de la organización, de las costumbres y tradiciones, de la autonomía. El resultado deseado es la homogenización y control absolutos. A ellos lo pluricultural les interesa sólo cuando les conviene. El gobierno y el capital quieren controlar totalmente las vidas de los pobladores de estas ciudades, además, de convertirlas en aldeas de consumidores cautivos de la bola de empresarios consultores del proyecto. ¿Qué más podrían pedir?

Lamento informarle al gobernador progresista de Chiapas y compañía, incluido el invitado de honor a la inauguración, que sabemos lo que está haciendo y que no estamos de acuerdo, que sus miles de pesos en publicidad no son suficientes y que hay mucha gente dispuesta a resistir ante el despojo y el capital, ante la muerte y la destrucción como política de gobierno. Sus estrategias de despojo, destrucción y muerte no son nuevas. La autonomía zapatista existe, la dignidad, la resistencia y la solidaridad también. Para su desgracia, no le creemos y hoy más fuerte que nunca les decimos: los zapatistas no están solos. Otro mundo es posible.

Advertisements
11 Comments leave one →
  1. April 5, 2011 5:35 pm

    http://WWW.INFOCONTINENTAL.COM

    Gracias por esta informacion, no estaria mal que todos compartiesemos nuestros conocimientos, sobretodo de la politica en españa, a dia de hoy todo esta podrido y hace falta gente que lo difunda. De todos modos muchas gracias po tu articulo, 😉

    Un saludo!!

  2. juan perez permalink
    August 29, 2011 2:50 pm

    asi quee bajo tu logica, si el gobierno no hace nada, es malo, y si lo hace, tambien es malo y hay intereses secretos que son para desmembrar algun movimiento, o como chingada madre le llames.
    no pues si estas paranoico.
    y infectas con tu veneno a los demas ignorantes que quieren creer en que estan jodidos por culpa de los demas y no por que son unos guevones que desean que le gobierno les arregle sus problemas.
    sigue asi, es divertido leer tus estupideces.
    jajajaja
    y a ver si dejas este comentario, a ver si eres tan valiente o solo pones lo que te conviene wey…jajajaja

  3. juan perez permalink
    August 29, 2011 3:03 pm

    jajajaja, la dignidad con hambre no es dignidad we, no inventes…por gente como tu mexico esta como esta, por cerrados como tu los indigenas no progresan, ni los que leen tus idioteces….”autonomia zapatista” jajajajaja…..
    dejalos que decidan por ellos mismos, no decidas tu comodamente desde tu casa con los servicios que tienes, no eres nadie para regir el destino de los demas, y menos de los que no etiendn las cosas, dejalos progresar por si mismos , no nada mas los uses para hacer manifestaciones frente a los cuarteles , haciendosela de pedo a los soldados para que disparen mientras te escondes lejos de alli, deja de usar a esa gente como carne de cañon. si escribes muy bonito, pero solo son palabras aptas para los inadaptados y que odian a todo y a todos, que culpan a los demas de sus propios fracasos y que esparcen su rabia y su veneno por todos lados.
    tenias que ser del PRD, jajaja

  4. juan perez permalink
    August 29, 2011 3:07 pm

    veamos si dejas los comentarios, para poder decir que este blog es una basura, un foro de odio que n resiste la critica, como buen rojito que es.
    jajajajaja….me dan risa tanta esupidez que escriben, si quieren ayudar al pais mejor eduquenlo, no lo dividan!!
    o ponganse a trabajar, no vivan de la nomina por medio de un partido!!
    parasitos!!

  5. pulgarebelde permalink
    August 29, 2011 3:17 pm

    Publicarte no me da miedo. Crees que me ofendes? Lo siento, pasa a la siguiente ventanilla 😉

  6. August 29, 2011 3:32 pm

    ¡Ya extrañaba sus textos mi pulgarebelde!

  7. juan perez permalink
    August 29, 2011 4:06 pm

    no es para ofender, es para decir las cosas como son.
    no solo desde tu punto de vista.
    ni tu ni yo tenemos la verdad obsoluta, pero tampoco hay que manipular a los que saben menos que nosotros.

    no dividas al pais, mejor educalo

  8. Iraís permalink
    October 19, 2011 11:37 am

    Pues si, hay que luchar por la educación, eso nos hará libres Juan. Tu ortografía dice mucho…

  9. Mark permalink
    November 11, 2011 6:11 pm

    Gracias al accidente que ocurrió hoy a un político de México encontré este blog, por un twit de un tal @Morf0, no tenia ni idea que este programa existía en México, entré a las páginas que citan en este texto pero no encuentro mayor información, de pronto algo en http://www.jornada.unam.mx/2010/03/11/index.php?section=politica&article=014n1pol, medio, algo de luces sobre el objetivo real de estas ciudades, que en si no son tan mala idea, si no fuera porque las fincas o ranchos de los habitantes de la zona serán cambiados por unas casitas cómodas pero con tan solo unos cuentas decenas de metros cuadrados, frente a sus hectáreas (1 ha = 10.000 m2) donde podían criar sus animales y cultivar sus comidas. me imagino que a esos indígenas y campesinos los contrataran con unos salarios apenas para sobrevivir y que dejaran grandes ganancias en las explotaciones agrícolas o mineras, comparto su preocupación puesto que en Colombia nuestro territorio está adjudicado en un 80% a las multinacionales para la explotación minera y me imagino que pronto el restante 20% lo subastarán. En Ibagué Colombia, se logró parar la explotación de un páramo por una multinacional canadiense que quería explotar una mina de oro a cielo abierto y dejar sin agua a una ciudad de 500. mil habitantes, en Bucaramanga iba a suceder lo mismo y por medio de una cadena por Internet dirigida a la gobernación de Santander, pudimos parara también las ambiciones de esa misma multinacional, aunque LA MULTINACIONAL esta apelando con un ejercito de abogados colombianos y canadienses y comprando políticos para obtener sus fines, hay que seguir en la lucha contra la explotación Anglosajona

  10. November 16, 2011 7:15 pm

    Muchas gracias por esta informacion, actualmente curso Urbanismo en la BUAP y me ha ayudado bastante para una tarea que tenia, al fin un opinio diferente de una ciudad rural y su verdadero fin.

  11. Armando permalink
    March 21, 2012 7:53 pm

    Me parece muy pertinente que se muestre esta propuesta, pues no solo representa una formaautoritaria de decidir por “el otro”, sino que además es un atentado contra sus derechos, su cultura, su diversidad, su identidad, su existencia…
    El hecho de aglomerar a las personas con la idea de “dotarles” de bienestar, es una forma agraesiva e insensible de imponer un modelo de desarrollo gestado desde “afuera”, no se trata de que se les siga “dando”, se trata de que se respete el derecho a su diversidad biocultural, a su cosmovisión, a defiir su propio desarrollo, a tener un “Buen Vivir”.
    Es una lástima que no podamos entender que existen otras formas de ver la vida, y de que el desarrollo es más que el crecimiento económico, que las personas necesitan más que dinero para poder vivir bien, y que son ellos los que tienen el derecho a decidirlo, desde su propia educación, hasta sus propias formas de vivir la vida, en comunidad no solo entre ellos sino en conjunto con su entorno, ¿cuándo entenderemos esto?, los elementos de la naturaleza NO son recursos naturales, que su propia definición los desacredita como parte de un sistema complejo, “si son útiles para el hombre, entonces son recursos, si no tiene utilidad entonces se puede prescindir de ellos”, y es así como hemos desaparecido miles de especies de organismos, ¿quien nos da el derecho de decidir si un organismo vive o no en función de su utilidad? dejemos de ver la naturaleza desde ese punto de vista utilitarista y entendamos que no existe esa dualidad entre el hombre y la naturaleza, en realidad somos parte de ese mismo sistema, somos solo una pieza de ese mundo complejo. Aprendamos a convivir respetando los derechos vitales de “los otros”.
    La pobreza no solo es la ausencia de bienes y servicios, también es la perdida de nuestra identidad, como humanos, como comunidad, como parte de la tierra.
    Saludos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: