Skip to content

Presunto Culpable y el debate

March 9, 2011

Con interés, y a veces con confusión, he leído opiniones a favor y en contra del documental “Presunto Culpable”. Quienes argumentan en contra de esta obra sostienen que intereses nada legítimos están detrás de su producción y presunta censura. Otros, quienes apoyan su difusión y legítima denuncia, observan sólo el contenido de la obra sin entrar en detalles técnicos ni la circunstancia de su producción.

¿Quien tiene más razón?

Creo que en este caso ninguno de los debatientes está del todo equivocados ni aciertan en todo lo que argumentan.

Por una parte un sector sostiene que detrás del documental se esconden intenciones no del todo legítimas recurriendo al origen de los dineros que hicieron posible su realización, patrocinadores entre los que se encuentran reconocidos personajes muy cercanos a los grupos de la élite conservadora. En esa misma línea sostienen que dicho documental distorsiona el concepto de la impartición de justicia para reducirla a un ejercicio de impresiones subjetivas que nada tienen que ver con la ley.

Otros no comparten dichas expresiones ya que, sin importar quien haya financiado dicho proyecto, confirman el grave deterioro del sistema judicial y la policía en general cuando se trata de acusar a un ciudadano común y corriente. La empatía que genera la circunstancia del protagonista del documental deriva en ciega indignación ante lo que ya se sabe: la justicia en México es dirigida, parcial, intransitable y sujeta a vicios y corrupción muy arraigados.

Ahora, observando el total del panorama es posible concluir que en efecto estamos sujetos a fuerzas corruptas de las que muy pocos se libran; el tener un documento que sustente este hecho es invaluable, a pesar que haya sido elaborado con una doble intención. Y no se trata de delegar una responsabilidad para justificar el estar informados aún cuando la intención sea manipular la opinión pública; eso depende de la soberana decisión del espectador. Jugar a que el público es un manada de crédulos no es propio de una sociedad que busca democracia en sus formas más básicas.

Seguramente opositores y adeptos seguirán intercambiando valiosas opiniones sobre este tema y todos tendrán la razón; pero llegarán al acuerdo cuando terminen encontrando coincidencias cuando lleguen al problema de fondo.

¿Que opina usted?

One Comment leave one →
  1. Bernardo Juárez permalink
    March 10, 2011 3:43 pm

    Creo que las intenciones que se esconden detrás de ‘Presunto culpable’ son las más legítimas que se han dado en México en mucho tiempo. Por favor lean a Denise Maerker, una fuente confiable acerca de cómo se obtuvo el financiamiento para este documental de bajo presupuesto que constituye un golpe monumental a un sistema podrido; además los nombres de los varios productores se revelan en los créditos del filme. Que dejen los mexicanos de ver las películas-basura de Hollywood y que vean ‘Presunto culpable’, para que sepan que los móviles obscuros que se esconden tras la película son los del corrupto sistema de justicia de nuestro país, que intenta impedir su exhibición. El documental es apartidista y tan imparcial como un objetivo fotográfico.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: