Skip to content

José Steinsleger: México, apuntes al pie de un osario

September 15, 2010

Opciones

Para ser distinto de lo que era, Fausto vendió su alma al Diablo y se abrió camino sin reparar en los costos. Prometeo, en cambio, buscó la verdad de lo que somos.

Murales

Diego Rivera pintó con rostros violáceos la saga faustiana de los gobernantes mexicanos. En otro fresco, José Clemente Orozco mostró a un Hidalgo prometeico y luminoso, ofreciendo la tea encendida de la liberación, con el puño en alto.

Dialéctica

La verdadera Noche Triste de México empezó cuando los hombres de Castilla apresaron a Cuauhtémoc. A partir de aquel momento, las historias de México y España se entrelazaron.

En ambas orillas del mar, la impostura. El conquistador español farfullaba la lengua nativa, y se negó a entender su lenguaje. El habsburgo Carlos V, rey de España, tartamudeaba un mal español y declaró loca a Juana, su madre, reina de Castilla.

Conquista

En 1520, mientras Hernán Cortés sitiaba a Tenochtitlán, las empobrecidas comunidades de Castilla empuñaban las armas contra el avasallamiento de los fueros comunales. Apoyados por el clero bajo y la incipiente burguesía, los comuneros dudaron de la insania de Juana y reivindicaron la monarquía nacional.

El imperio hispanogermano aplastó a la plebe comunera, y los orgullosos guerreros aztecas fueron obligados a levantar las columnas del reino universal cristiano.

Saqueo

Frente a los avances científicos y tecnológicos, los grandes señores castellanos y altos dignatarios eclesiásticos cavilaron con aire doctoral: ¿para qué sudar la camiseta del capitalismo si somos dueños de las inagotables riquezas del Nuevo Mundo?

Frotándose las manos, los banqueros alemanes asintieron: “¡oh, sí, sí! Nosotros ‘encargar de números’, y vosotros descansar”. Concentrando el poder y la distribución del dinero, la disciplinada contabilidad de los Fugger instaura la miseria universal.

Colonia

El incentivo de lucro, motor de la Conquista, fue paradójico. En menos de 30 años (y más allá de la devastación causada por las epidemias importadas y los métodos crueles de sometimiento), los españoles recorrieron a caballo 24 millones de kilómetros cuadrados fundando ciudades en todas las direcciones.

La organización colonial resultó notable y de doble vía: con el saqueo, los grandes artistas y científicos de Europa encontraron sosiego para el intelecto, y la sociedad colonial adquirió identidad con el genio creativo de culturas milenarias.

Política

Jurídicamente, la gobernabilidad dependía de los ayuntamientos (cabildos, alcaldías, municipios), que no salían de la nada, sino de los Señoríos ya existentes (calpullis, en el caso de los aztecas), y se regían por un Consejo de ancianos.

El calpulli tenía una organización social y territorial autosuficiente, integrada por las familias que producían bienes necesarios para la subsistencia. Y los ayuntamientos se fueron conformando por pueblos que debían tener una cabecera llamada Alcaldía Mayor, siendo obligatorio establecer un Concejo municipal.

Democracia

Por su naturaleza (y dependiendo de la distancia de los centros urbanos), los ayuntamientos eran democráticos y populares. En los cercanos al centro predominaban criollos y mestizos; en los alejados, los llamados cabildos indígenas cortaban el pastel.

En el lento proceso de emancipación, gran parte de los caudillos buenos y malos surgieron de los ayuntamientos. Martí observó: Por los municipios, en las más de las colonias, entró la libertad de la América. Esa es la raíz de la sal y la libertad: el municipio, lo más tenaz de la civilización romana, y lo más humano de la España colonial.

Insurgencia

El primer pistoletazo contra el sueño guajiro de vivir sin trabajar lo disparó el rey borbón Carlos III (1760). Sus reformas fueron la simiente del liberalismo español y apuntaron contra el país feudal. El rey quería el capitalismo en España, pero financiándolo con la esclavitud de sus colonias en América.

Con todo, las reformas borbónicas relajaron los controles del poder monopólico colonial. En las universidades se empezó a discutir las obras de Montesquieu, Voltaire, Locke, Rousseau, Diderot, Smith, Paine: soberanía, emancipación, independencia. América estalló, y los ingleses pescaron a río revuelto.

Independencia

Para algunos, la invasión de Napoleón levantó el bloqueo español a la modernidad en América. Para otros, agravó las cosas. La independencia fue obra de la aristocracia criolla, que quiso seguir siendo española y los pueblos la obligaron a ser americana. Hidalgo, Morelos, Mina, Guerrero.

Exhaustos, los caudillos democráticos y populares de México y la América hispana fueron al paredón, el ostracismo o murieron en la miseria. Y otros salvaron el pescuezo con el amo de turno. Por esto, el concepto de independencia fue confuso y formal, caótico y clasista, seudoaristocrático y racial. Imperio fallido de Iturbide, pérdida de Texas con Santa Anna.

República

Vuelta de campana. Ahora, el dilema era dirimir entre liberales o conservadores. Triunfaron Juárez y los liberales. Un ideólogo conservador alzó la voz con angustia patriótica: Perdidos somos sin remedio, si la Europa no viene pronto en nuestro auxilio.

Creyendo que todos eran iguales, los conservadores importaron a un noble que resultó ser culto y liberal: Maximiliano, otro habsburgo. Pero ya Guerrero había dicho: la patria no se vende. La derrota de la intervención francesa y el fusilamiento del usurpador le representó a México la admiración y el respeto entre los pueblos del mundo colonial y semicolonial.

Revolución

En su arenga al pueblo de Tenochtitlán, Cuauthémoc dijo: Por tanto, oh valerosos mexicanos, no desmayéis ni os acobardéis. Esforzad ese pecho y corazón animoso para salir con una empresa, la más importante que jamás se os ha ofrecido. Mirad que sin con ésta no salís, quedaréis para esclavos perpetuos, y hecho pedazos. Emiliano Zapata y Pancho Villa le tomaron la palabra.

Sugerencia

En su casa de Cuernavaca, el embajador de Estados Unidos en México, Dwight Morrow, platica con el líder de Sonora, Plutarco Elías Calles: “Míster Plutarco… mucha sangre corriendo en su país. Estados Unidos preocupadou con México bronco. Queremos seguridad muy segura. ¡Un partido único!”

Encrucijada

A 42 años de la masacre de Tlatelolco… ¿cuántos muertos hubo? En 1978, el general José Hernández Toledo dijo: ninguno. Otras fuentes estimaron entre 200 y mil 500. ¿Cómo se llamaban?

Tlatelolco cerró un largo periodo de luchas sociales: ferrocarrileros, campesinos, maestros, electricistas, petroleros, guerrilleros. En tanto, el petróleo fluía con celeridad. Ahora toca administrar la abundancia, dijo un funcionario. Diez años después, la deuda del país era impagable e incobrable.

En 1989, en la floresta lacandona fue descubierta una lápida maya que simboliza la figura de Tzotz Choj: el señor de la dualidad y los cuatro rumbos. Cinco años después, en Chiapas, se alzaron los indígenas zapatistas: Nunca más un México sin nosotros.

Muros

El muro del Bravo, levantado por ellos, advierte: somos distintos. Y el del Suchiate, levantado por nosotros, también. ¿Distintos de quiénes?

Muerte

En Cuernavaca, frente al mall de la ciudad, aparecieron dos cadáveres colgados de un puente. La manta suscrita por el llamado cártel del Pacífico Sur decía que su organización se dedica ‘únicamente’ (sic) al comercio de drogas. “Nosotros –sigue– nunca haríamos daños a las familias morelenses y de otros estados. El señor de la ‘resistencia’ (sic) nos tiene estrictamente prohibido hacer esto (jamás nos meteríamos con personas que llevan su vida normal y que trabajan honradamente para llevar sustento a su familia)”.

¿En qué época cercana leímos algo similar? Sin tersura, México se desangra en las opacidades de una guerra importada. Hillary Clinton la califica de insurgencia. ¿Lapsus? Así empezó la acumulación primitiva del pirata William Paterson, fundador del Banco de Londres.

La crítica a los mitos de la historia de bronce dio paso a la historia de mierda. Ninguna es inocente. Pero si la primera cantaba a la patria, el historiador oficial de Televisa rescribe la segunda.

México requiere de un cambio pacífico. Sólo que en Puerto Vallarta un magnate criollo tiene anclado un yate valuado en 120 millones de dólares. Y cuando llena el tanque del navío desembolsa 335 mil dólares. O sea, 4 millones de pesos, que equivalen a 76 mil 923 salarios mínimos. ¿A quiénes responsabilizar de la violencia y la inseguridad?

Esperanza

Los dioses castigaron a Prometeo picándolo con un enjambre de bichos alados llamados enfermedad, locura, rencor, pasión, peste, vicio, hambre.

A pesar de ello, un bichito insólito, de alas brillantes, se había colado en la caja de Pandora. La criatura se llamaba Esperanza, y consiguió que los mortales no se mataran por pura desesperación.

La Jornada

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: