Skip to content

Salí porque soy inocente: liberan a mujeres en Guanajuato

September 7, 2010

Pues ya era la hora que las mujeres acusadas del absurdo y cuestionable delito llamado “Homicidio por parentesco” hayan sido liberadas de la prisión de Puentecillas en el retrógrado estado de Guanajuato, México.

“Salí libre porque soy inocente”, externó Yolanda Martínez Montoya en el momento de dejar, al igual que otras seis mujeres, los centros de reclusión de Puentecillas y Valle de Santiago en Guanajuato.

A las 5:30 de la tarde comenzaron a salir una por una las seis campesinas que estaban recluidas en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Puentecillas acusadas de homicidio en razón de parentesco después de haber sufrido abortos espontáneos.

La Secretaría de Seguridad Pública del estado sacó del penal a cinco de las mujeres a bordo de vehículos que las conducirían hasta sus hogares en los municipios de Dolores Hidalgo, San Miguel de Allende, Guanajuato y San Luis de la Paz. Yolanda Martínez fue la única que no aceptó el transporte ofrecido por el gobierno panista del estado.

En entrevista, la mujer reveló que el gobernador Juan Manuel Oliva Ramínez, por medio de funcionarios estatales, les ofreció ciertos beneficios económicos. “Pero yo no les acepté nada porque me hicieron mucho daño. Estoy libre porque soy inocente”, aseveró.

Además de Yolanda, del penal de Puentecillas fueron liberadas Araceli Camargo, Susana Dueñas, Ana Rosa Padrón, Bonifacia Andrade y Ofelia Segura. Mientras tanto, del centro de reclusión de Valle de Santiago salió libre Liliana Moreno Morales.

Este martes entró en vigor la reforma al Código Penal del estado que disminuye la condena del delito de homicidio en razón de parentesco, de 3 a 8 años de cárcel, cuando anteriormente era de 25 a 35 años de cárcel.

La reforma se aplica solamente en el caso de las mujeres que privan de la vida a sus hijos durante las primeras 24 horas desde el nacimiento, y cuya conducta obedezca a factores sicosociales.

Integrantes del centro Las Libres -organización que apoyó jurídicamente a las internas- pernoctaron a las afueras del centro de reclusión en espera de su libertad. Arribaron al penal desde las primeras horas de este día; en tanto que desde las 8 horas comenzaron a llegar familiares de las internas Yolanda Martínez Montoya, que llevaba 6 años 8 meses encarcelada, y Susana Dueñas Rocha, que había cumplido 8 años de encarcelamiento.

María Rocha Márquez, madre de Susana Dueñas Rocha, llegó con una imagen de la Virgen de Juquila y en entrevista señaló que no hay plazo que no se cumpla.

“Estoy muy contenta porque ya llegó el día, hemos pasado muchos momentos de sufrimiento por un error que ella cometió por no haber avisado”, dijo.

La Jornada

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: